Presentes, ahora y siempre

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En La Plata y todo el país, los estudiantes se movilizaron a 43 años de la Noche de los Lápices. “Es necesario ganar las calles, para mantener viva la memoria de los compañeros detenidos desaparecidos bajo el Terrorismo de Estado” recalcó, desde el PC, César Zubelet.

Al cumplirse un nuevo aniversario de la Noche de los Lápices, miles de estudiantes secundarios y universitarios, ganaron las calles céntricas de la Ciudad de Buenos Aires y también las de La Plata, donde se llevó a cabo el acto central en homenaje a los jóvenes desaparecidos durante la dictadura cívico-militar.

La movilización que partió desde la Plaza Moreno y culminó ante el Ministerio de Infraestructura bonaerense, fue convocada por la Federación de Estudiantes Secundarios (UES), la Unión de Estudiantes Secundarios y la Juventud de la CTA, entre otras organizaciones políticas y sociales.

Vale recordar que la noche del 16 de septiembre de 1976, se perpetró un operativo represivo en el que participaron integrantes de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y el Batallón 601 del Ejército.

La finalidad del operativo fue secuestrar a nueve jóvenes que tenían entre dieciséis y dieciocho años, que en su mayoría eran militantes de la UES que participaban en una campaña para reclamar por el boleto estudiantil secundario, entre otras cosas.

Los secuestrados fueron Francisco López Muntaner, María Claudia Falcone, Claudio de Acha, Horacio Ángel Ungaro, Daniel Alberto Racero, María Clara Ciocchini, Pablo Díaz, Patricia Miranda, Gustavo Calotti y Emilce Moler.

Los últimos cuatro lograron sobrevivir a una semana de tortura y, posteriormente, fueron trasladados a una cárcel. Los cuerpos de los otros seis siguen sin aparecer.

Los dos máximos responsables son Ramón Camps y Miguel Etchecolatz. En 1986, la Cámara Federal encontró a Camps culpable de 73 casos de tormentos seguidos de asesinatos, por lo que lo condenó a veinticinco años de reclusión con degradación e inhabilitación a perpetuidad.

Aunque esa misma Cámara lo excluyó de los beneficios de la Ley de Obediencia Debida, su impunidad se consagró merced al decreto del 30 de diciembre de 1990, por el que Carlos Saúl Menem, lo indultó junto -entre otros-  a Jorge Rafael Videla, Emilio Massera, Orlando Ramón Agosti, Roberto Viola y Armando Lambruschini.

Por su parte, después de que fuera anulada la Ley de Obediencia Debida que lo benefició, en 2006 Etchecolatz fue condenado a reclusión perpetua y, ocho años después, recibió otra condena por el secuestro y tortura de detenidos alojados en el centro clandestino La Cacha.​

 

Cívico-militar

 

El Partido Comunista estuvo entre los que participaron en la movilización de La Plata. “Hoy más que nunca es necesario ganar las calles para mantener viva la memoria de los compañeros detenidos desaparecidos bajo el Terrorismo de Estado que imperó en nuestro país y en la región”, recalcó ahí César Zubelet.

Tras lo que, el integrante del PC y del Suteba local, fue claro al denunciar que “hoy nos gobierna un modelo neoliberal en el país, la provincia y en la ciudad, que concibe a la educación como una mercancía y no como un derecho de todos”.

Asimismo, hizo hincapié en que “el macrismo aplica políticas retrógradas en el campo de los Derechos Humanos, ya que niega las violaciones cometidas durante la dictadura militar”.

Y, en idéntica dirección, recordó que el Gobierno Cambiemos “eliminó un montón de programas destinados a las escuelas, vinculados a Memoria, Verdad y Justicia”, al tiempo que “tiene presos políticos y otorgó el beneficio de prisión domiciliara a cantidad de genocidas”.

Zubelet recordó que “cuando se perpetró el golpe de Estado de 1976, fue para implantar un modelo económico que generó la deuda externa, favoreciendo a los grupos económicos más concentrados, entre otros, a la familia de Mauricio Macri”.

Y añadió: “por eso a nadie debería sorprender que sea Mauricio Macri quien nos vuelva a embarcar en políticas que nos llevaron  al FMI, endeudando al país por cien años, porque esta es la misma política neoliberal impuesta por la última dictadura cívico-militar, que favorece la especulación financiera”.

Finalmente, a la hora de resaltar que “el macrismo viola los Derechos Humanos, ya que reduce el presupuesto para la Educación y Salud Pública” dijo que “es necesario en las elecciones de octubre, darle un fuerte respaldo en las urnas a las listas del Frente de Todos y así cambiar los destinos de Argentina, la provincia de Buenos Aires y la ciudad de La Plata”.