Resistiendo al intento de desalojo

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Para favorecer el negocio inmobiliario, quieren desalojar a 106 familias que viven en un edificio de Parque Patricios. Los vecinos se organizan para frenar el ataque del Poder Judicial y el PRO. El Partido Comunista y la Liga presentes.

Más de trescientas personas, de las cuales 131 son niñas, niños y adolescentes, que viven en un edificio de Parque Patricios están en riesgo de quedarse en la calle con la intención de desalojo del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, junto al Poder Judicial porteño.

Este conflicto tiene diez años aproximadamente en el que el equipo jurídico de vivienda de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), está defendiendo a las 106 familias que luchan por una vivienda digna.

Rosa Herrera, Héctor Trajtenberg, entre otros abogados, son los representantes de la Ladh en el conflicto, que se hicieron presentes en la movilización, junto a los militantes del Partido Comunista.

La solución de Larreta es resolver un problema habitacional con subsidios miserables para los vecinos del edificio de Santa Cruz 140. Estas monedas que ofrece el ejecutivo anticipan el peligro de que las familias queden en la calle por no poder acceder por sus propios recursos a una vivienda definitiva. Cabe recalcar que el juez nacional Fernando Cesari finalmente ordenó ejecutar el lanzamiento, que es en definitiva la última etapa correspondiente a un desalojo. Sin embargo, este miércoles las condiciones para el operativo no estaban dadas, así que ahora vuelve al juez.

Al respecto, Iliana Llanos, presidenta de la Cooperativa de Vivienda Papa Francisco y vecina del lugar, sostuvo en diálogo con Nuestra Propuesta la importancia de la organización colectiva para resistir el ataque del ejecutivo y la justicia.

“La justicia es clasista y siempre va a defender los intereses de unos pocos por los del pueblo en general. Sino no se puede entender como permitieron que Leonardo Ratuschny compre el edificio con las familias adentro. Las familias empezaron a vivir en 2002 y él lo compra en 2010”, expresó Llanos. Y añadió: “la solución del Gobierno no es integral y encima son subsidios completamente insuficientes que nos quitan el derecho a una vivienda digna”.

En cuanto a la lucha de los vecinos recalcó que “hemos ido buscando la mejor alternativa y nosotros en las asambleas discutimos y vamos coordinando para seguir para adelante. La salida es colectiva, en 2015 quisimos aplicarnos a los créditos individuales, pero eso nos sirvió solo para convencernos que fragmentados no íbamos a lograr nada”.

En esa línea destacó a las organizaciones que “vinieron de forma solidaria, con conciencia de clase y entendiendo que el problema habitacional es de todo el conjunto de la Capital Federal”.

“Hoy se decidió, como no estaban dadas las condiciones, levantar el operativo y esto entiendo que vuelve al Juez. Por hoy las familias tenemos un respiro y la certeza que si ocurre una emergencia, las organizaciones y todos los espacios van a estar a disposición para volver a bancar”, enfatizó Llanos.

Zaida Chmaruk del PC de la Ciudad, señaló que Juan Maquieyra del Instituto de la Vivienda  siempre boicoteó todas las posibilidades de solución en instancias judiciales y de mediación. Por lo tanto el PC se suma al llamamiento a solidarizarse y exigir conjuntamente la suspensión del desalojo hasta tanto se garantice plenamente una solución habitacional definitiva y colectiva para todas las familias.