Pedido de justicia

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lo hizo Silvia Gorban al testimoniar en el juicio que el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata sustancia contra Miguel Etchecolatz y otros 16 genocidas.

SI“Por favor, haga justicia”, pidió Silvia Gorban al prestar testimonio ayer ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata que juzga a Miguel Etchecolatz y otros 16 genocidas por los crímenes de lesa humanidad perpetrados contra casi quinientas víctimas que pasaron por los centros clandestinos Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y El Infierno.
Silvia Gorban estuvo secuestrada junto a su hermana Claudia, entre noviembre y diciembre de 1976 en El Infierno que funcionaba dentro de la Brigada de Lanús.
Durante su testimonio, relató detalles de lo que padeció durante su cautiverio y contó que meses antes de que fuera secuestrada, detuvieron a su esposo cuando y le encontraron su carnet de afiliado al Partido Comunista.
Se trata de las hijas de Myriam Gorban, dirigente del Partido Comunista de vasta militancia que también fue secuestrada en enero de 1978, cuando estaba trabajando en el hospital Güemes, donde trabajaba como nutricionista.
Esa misma jornada declaró Claudia Gorban, quien trabajaba en la Oficina Comercial de la Embajada de Cuba ante Argentina y agradeció “a los organismos de derechos humanos, tras lo que recalcó que “quiero agradecer y abrazar especialmente a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, por ser ejemplo de que se puede llegar con paz a estos juicios que siempre soñamos”.
Estos testimonios se dieron ante el TOF 1 que integran Walter Venditti, Esteban Rodríguez Eggers y Ricardo Basilico, que junto a Etchecolatz juzga al ex ministro de Gobierno bonaerense durante la dictadura, Jaime Smart, Jorge Antonio Berges, Carlos María Romero Pavón, Roberto Balmaceda y Jorge Di Pasquale.
También a Guillermo Domínguez Matheu; Ricardo Fernández; Carlos Fontana; Emilio Herrero Anzorena; Carlos Hidalgo Garzón; Antonio Simón; Enrique Barré; Eduardo Samuel de Lío y Alberto Condiotti.