Investigan la ruta del encubrimiento

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras las condenas de Ezequiel Benítez y Cintia Duarte, se avanza en establecer quiénes quisieron desviar la investigación sobre el asesinato de Lucas Verón. 

La Comisión Provincial por la Memoria acompañó el pedido de destitución fiscal de La Matanza Juan Pablo Tahtagian, que hicieron los padres de Lucas Verón, a raíz del intento de encubrir la responsabilidad penal de Ezequiel Benítez y Cintia Duarte en los momentos posteriores al asesinato de Lucas.

Tahtagian es quien inicialmente investigó el crimen de Lucas Verón por el que recientemente fue condenado a 21 años y ocho meses el ex policía bonaerense Benítez y a cuatro su colega Duarte.

En este caso, la investigación está a cargo de la fiscal 8 de San Martín, Andrea Victoria Andoniade, quien debe establecer la responsabilidad que pudo tener Tahtagian sobre quien pesa un pedido de destitución que se tramita ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios, Su prospera la solicitud, Tahtagian podría enfrentar un proceso penal.

Cabe recordar que Lucas fue ultimado durante la noche del 10 de julio de 2020, cuando cumplía 18 años y salió con su amigo Gonzalo Aguirre a comprar gaseosas. En esa circunstancia, Benítez y Duarte se trasladaban a bordo de un móvil policial con las sirenas y luces apagadas, que intentó embestirlos sin dar la orden de alto, tras lo que persiguieron a los, pibes a quienes les dispararon.

El 24 de agosto, el jurado dio su veredicto condenatorio que es el primero en un caso de gatillo fácil registrado en La Matanza, que junto a la condena de los autores materiales, dio pie a otras causas en las que se investigan los encubrimientos.

En este sendero fueron procesados quien era segundo Jefe departamental de La Matanza, Diego Ocampos, la oficial de policía Giselle Genez y el subcomisario Daniel Quinteros, quienes se van a tener que sentar en el banquillo de los acusados para responder por la imputación de los delitos de abuso de autoridad, falsedad ideología, falsedad de instrumento público, amenazas coactivas y privación ilegítima de la libertad contra Gonzalo Aguirre. La otra causa que se tramita es la que investiga la responsabilidad del fiscal Tahtagian.

La responsabilidad de los diferentes actores que intervinieron en el intento que se hizo de diluir la responsabilidad de Benítez y Duarte, es algo que desde un principio fue puesto sobre el tapete por aporte de las organizaciones sociales, sindicales, de Derechos Humanos y políticas que acompañaron el proceso que derivó en el juicio.

Esto puso de relieve a la movilización joseque hubo para que se pudiera esclarecer el caso y asimismo vuelve a poner sobre el tapete la conducta de fuerzas policiales que fueron diseñadas para la represión popular que recurrentemente reproducen.

Esto fue señalado oportunamente desde el Partido Comunista matancero por José Chapu Urreli, quien advirtió que el crimen de Lucas Verón “es un eslabón más de la cadena de asesinatos que viene cometiendo la policía contra chicos y jóvenes” y denunció que “la policía juega un rol lamentable, porque desde su concepción y formación, se la prepara para reprimir al pueblo en lugar de defenderlo y cuidarlo”.