Memoria en Chaco

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se conmemoró un nuevo aniversario de la Masacre de Margarita Belén. “Hoy más que nunca tenemos que levantar las banderas de la memoria, por lo que está pasando en el país y en particular en América Latina con estos golpes de Estado que se están dando a través del Poder Judicial y los medios de comunicación”, sostuvo Raúl Toto Galván.

“El pueblo debe comenzar a organizarse de tal manera de poder avanzar en el sentido de ir profundizando esto de la lucha por la memoria cada día”, recalcó el dirigente del partido Comunista de Chaco, Raúl Toto Galván, al referirse a la reciente conmemoración de los 46 años de la Masacre de Margarita Belén.

Aunque por tal motivo hubo actividades en diferentes puntos del país, el epicentro fue en la provincia de Chaco donde el lunes 13 de diciembre de 1976, fue perpetrado el fusilamiento clandestino de una veintena de detenidos políticos de la última dictadura cívico-militar.

Ahí se volvió a hacer presente el reclamo por Memoria, Verdad y Justicia. El acto central se llevó a cabo en el Parque de la Memoria y Monumento a los Caídos en Ruta 11, que está emplazado en el lugar donde se cometieron los crímenes, en cercanías de la localidad de Margarita Belén que está a treinta kilómetros de la ciudad de Resistencia.

En ese acto en el que se hizo hincapié en el repudio al negacionismo, al que se calificó como “vehículo del neoliberalismo y el fascismo que asolan nuestro país”, se dieron cita integrantes de la Comisión Provincia de la Memoria, Hijos, Familiares de Víctimas del Terrorismo de Estado, Red por la Identidad Nodo Chaco y Comisión Permanente por los Derechos Humanos, entre otros.

“Todos los 13 de diciembre de cada año, se hacen diferentes actos recordatorios sobre lo que fue esta masacre, pero este año fue con mucha más fuerza porque han participado organizaciones de todas partes”, señaló Galván y celebró que “esto demuestra que en Chaco siempre está viva esta cuestión de la memoria”, pero asimismo que “se va a seguir planteando ni olvido ni perdón por muchos años, porque las organizaciones populares vamos a seguir movilizándonos”.

Y, en esta dirección, advirtió que “hoy más que nunca tenemos que levantar las banderas de la memoria, por lo que está pasando en el país y en el mundo, en particular en América Latina con estos golpes de Estado que se están dando a través del Poder Judicial y los medios de comunicación”.