“Un paso fundamental”

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Así definió al Proyecto de Interrupción Voluntaria de Embarazo, Antonella Bianco, desde el Partido Comunista de la Ciudad de Buenos Aires.

“Es necesario porque implica un paso fundamental en términos de igualdad y de derechos humanos”, recalcó la referente del partido Comunista de la Ciudad Buenos Aires, Antonella Bianco, al referirse al Proyecto de Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE) que se discute en el Senado.
La iniciativa comenzó su trámite en la Cámara alta, después de obtener sanción favorable por parte de Diputados, el viernes pasado. Ahí cosechó 131 votos a favor y 117 en contra, mientras que hubo seis abstenciones, lo que significa un margen más amplio del que había obtenido cuando fue aprobado en 2018.
Según se prevé, el Proyecto IVE podría ser sometido a votación del Senado el martes 29, pero antes tiene que pasar por comisiones. Dos años atrás, el Senado lo rechazó por 38 a 31 votos, con dos abstenciones y una ausencia. Ahora, desde el Gobierno se hacen cálculos optimistas que dan una pequeña ventaja a favor a la sanción en Ley de este proyecto.
Si prospera, la iniciativa permitirá la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana catorce de gestación, a la vez que va a habilitar la objeción de conciencia de los profesionales que no estén de acuerdo con esta práctica.
Aquí vale destacar que el plazo de la semana catorce no será aplicable cuando el embarazo resulte de una violación, en los casos de menores de trece años o en los que estuviera en riesgo la vida de la mujer.
Por su parte, para los casos de menores de 16 años que decidan abortar, se requerirá su consentimiento y que concurra acompañado por un familiar o un referente afectivo, mientras que las personas mayores de 16 años van a tener capacidad plena para prestar consentimiento.
Si una institución privada no cuenta con profesionales que acepten realizar esta práctica, la iniciativa estipula que se deberá disponer la derivación a otra institución en la que sí pueda llevarse a cabo.
“La Interrupción Voluntaria del Embarazo nos permite a las mujeres y personas gestantes decidir, de forma informada y segura, sobre el presente y el futuro de nuestras vidas, sin importar la clase social a la que pertenezcamos”, señaló Bianco.
Tras lo que hizo hincapié en que “la situación actual perjudica principalmente a los sectores populares que no pueden acceder a abortos seguros, como si lo pueden realizar quienes pertenecen a otros sectores”.
Y añadió que “también expone en general a mujeres y cuerpos gestantes a la estigmatización social y al ocultamiento de esta decisión, manteniendo en secreto una práctica que se realiza a pesar de su ilegalidad”.
Por lo que “entendemos que la cuestión no es aborto sí o aborto no, sino aborto legal seguro y gratuito o aborto clandestino que arriesga la salud y la vida de las mujeres y personas gestantes”.