Por el trabajo libre de violencias

Litoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se llevó a cabo un encuentro que fue organizado por las CTA de Chaco y Corrientes en el que se coincidió en que es preciso “impregnar de perspectiva de género nuestras organizaciones”.

Organizado por las CTA de Chaco y Corrientes, se llevó a cabo el Encuentro Regional “Hacia Trabajo libre de violencias” que se realizó bajo el lema “Construyendo estrategias regionales: redes y organización para prevenir y erradicar las violencias” y tuvo una amplia participación de trabajadores, estudiantes, docentes, delegados y referentes sindicales de las provincias anfitrionas.
Ahí expusieron Sonia López, Alicia Meixner y María Bar, Yamile Socolovsky, Andrea Lescano, Lucila Masin, Araceli Ferreyra, Gladis Cristaldo, Cynthia Benzion, Anabela Galibert, y Úrsula Sabarece.
Las panelistas hicieron aportes y dejaron reflexiones sobre herramientas como la Ley Micaela, el Protocolo Marco de prevención y acción para las Organizaciones Sindicales en casos de discriminación, acoso y violencia por razones de género contra las mujeres y personas LGBT+ en el ámbito laboral, y el Convenio 190 de la OIT, recientemente hecho ley.
La actividad fue articulada por las centrales con el Observatorio Sociolaboral de Chaco y Corrientes, las cátedras de Relaciones del Trabajo, de Comunicación en las Organizaciones, y de Metodología de la Investigación en Ciencias Sociales, y la Secretaría de Extensión y Ejercicio Profesional de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Nordeste.
El Encuentro concluyó que es preciso “impregnar de perspectiva de género nuestras organizaciones”, lo que “nos compromete a apretar el acelerador, a interpelar a fondo las prácticas desiguales, potenciar nuestra capacidad colectiva desde la construcción comunitaria, dar las batallas de sentido desde lo cultural”.
Así como avanzar en la organización “para que las agendas de los trabajadores sean cada vez más inclusivas, universales y reparatorias de las históricas desigualdades, como la inserción laboral travesti trans, el reconocimiento de los trabajo de cuidados, la paridad, la educación popular como herramienta, el fortalecimiento con las políticas públicas territoriales como las que viene llevando adelante el ministerio nacional”.