Repudio al desembarco del tocoginecólogo Rodríguez en el Colegio Médico de Gualeguaychú

Litoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A través de un comunicado, distintas organizaciones solicitaron que no se apruebe la afiliación de Leandro Javier Rodríguez Lastra al Colegio de Médicos.

“Como es de público conocimiento, este médico ha sido condenado por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público tras encontrarlo autor penalmente responsable de la obstrucción de un aborto legal a una joven víctima de violación en abril del 2017, en la provincia de Río Negro”, manifestaron en un documento distintas organizaciones sociales y políticas tras la llegada del médico Leandro Javier Rodríguez Lastra al Colegio de Médicos de Gualeguaychu.
Asimismo, en el escrito firmado por la Corriente Lohana Berkins, Militancia Popular, Multisectorial de Mujeres Gualeguay, Colectivo de Géneros de Concordia, entre otros espacios, se recalcó: “consideramos fundamental tengan en cuenta nuestro pedido para fortalecer un sistema de salud integral con perspectiva de géneros y derechos, que respete y acompañe las decisiones de las personas”.
La presión que ejercieron las distintas organizaciones políticas y sociales hizo que la causa de Lastra se instale en la provincia y sea tema de interés para el gobierno de Gustavo Bordet. Esa tensión sirvió para que, el sábado 21 de novimebre, el Ministerio de Salud de la Provincia tome la decisión de suspenderle la matrícula a Rodríguez Lastra para ejercer en la Provincia, debido a que tiene en Río Negro el impedimento a ser funcionario público.
Tras la decisión del ejecutivo provincial, Luciana Duarte, responsable de la FJC e integrante de la Lohana Berkins, recalcó que “Lastra se negó a hacer la práctica y obstaculizó el acceso de la mujer al Aborto Legal. En abril de 2017 la paciente fue derivada a un hospital de Cipoletti con fiebre y contracciones, el médico que se encontraba de guardia ese día, en lugar de realizar una derivación responsable usó su poder para impedir que la joven decida con libertad. Esto comprende una pena de un año y dos meses, que está en suspenso, y dos años sin desempeñar cargos públicos”.
“Pese a esto, Lastra desembarcó en Gualeguaychu, en donde organizaciones políticas crearon una carta abierta que le solicitó a Gustavo Bordet con la que finalmente, luego de la carta y la presión de las organizaciones, se canceló la matrícula local del ginecólogo que no informaba qué tratamiento hizo y violó los derechos de la paciente”, enfatizó Duarte, destacando el trabajo mancomunado de las organizaciones para impedir que Lastra sea parte del Colegio de Médicos.