“La Provincia esquiva sentarse a discutir” 

Litoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde Agmer reiteraron la exigencia al gobierno de Gustavo Bordet, de un 36,1 por ciento para recuperar lo perdido durante el año pasado en el marco de las paritarias provinciales.

El pasado miércoles tuvo lugar la primera reunión paritaria docente de la provincia de Entre Ríos con la presencia de los sindicatos docentes y los representantes del gobierno de Entre Ríos, quienes no dieron respuesta al pedido de recomposición salarial de los gremios. 

Desde la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) recordaron que los docentes de la provincia arrastran una pérdida en los haberes entre 2016 y 2019 que aún está pendiente de resolución y demandaron el urgente recupero de lo perdido en 2020, equivalente a un 36,1 por ciento. 

Asimismo, el gobierno provincial solo prorrogó un monto provisorio por decreto, sin acuerdo con sindicatos desde octubre de 2020, que además es en negro y varía de 2500  a cuatro mil pesos según la escala docente. En la última reunión, se elaboraron actas donde quedo establecido la convocatoria a paritarias para el 4 de febrero. 

“Esperamos que la paritaria se constituya y como punto de inicio el gobierno presente una propuesta salarial que no lo ha hecho”, remarcó Leandro Pozzi, paritario de Agmer en Infraestructura y miembro de la Mesa Nacional de La Violeta Ctera.

En este sentido, dejó en claro que “el gobierno tiene la responsabilidad de presentar una propuesta que sea acorde al desfasaje inflacionario y lo que se planteó en la paritaria nacional docente”. Por lo que advirtió “si no se concreta se va a agudizar el malestar y nos va poner en un contexto conflictivo para el inicio del ciclo electivo”. 

También, desde el gremio exigieron que se cumplan todos los puntos acordados en las anteriores negociaciones, como la equiparación de los equipos de dirección de Inicial y Primaria con los de Secundaria. 

En esta línea, Pozzi hizo hinca pie en que “el gobierno no cumplió en el pago de la diferencia salarial y tampoco está cumpliendo con elevar el piso salarial a 27.500 pesos”. “Un docente inicial sea con cargo o horas cátedra cobra 24.865 pesos, menos de la mitad de la canasta básica ya que solo representa un 45 por ciento de la misma”, resaltó. 

Además, fue crítico del monto provisorio otorgado en 2020, por lo que argumentó que “al ser en negro no financia la caja de jubilaciones y la obra social, la misma que no recibió ningún incremento en sus fondos durante todo el año pasado”. 

 

Reunión por la vuelta a clases 

 

La ministra de salud de Entre Ríos, Sonia Velázquez, se reunió con representantes de Agmer para dialogar sobre la situación sanitaria de la provincia y el retorno a clases presenciales. En el encuentro también se habló del Plan Rector de Vacunación Covid-19.

Por su parte, el integrante de La Violeta, enfatizó en que “nos parece auspicioso que la ministra nos reciba”. “La solicitud de Agmer tiene que ver  con tener presiones sobre el plan de vacunación que fue diseñado a nivel nacional y como se va desarrollar en la provincia de Entre Ríos”. 

Asimismo, aclaró que “en el transcurso de las próximas semanas cuando estén las condiciones para vacunar a los docentes se va informar a Agmer”. Así las cosas, remarcó que “hay mucha expectativa respecto al plan de vacunación”. 

Por lo que hay que tener en cuenta que “si hoy la proyecciones es la vuelta en Febrero, la inmunización  para los docentes que se va a poder consolidar recién en  el mes de mayo”. 

En este sentido, Pozzi dejó en claro que “esto reafirma la necesidad de trabajar con un sistema bimodal y con una presencialidad cuidada y alternada”. Y, en este contexto, no dudó en afirmar que “los docentes necesitamos estar en el aula para desarrollar nuestro trabajo y recontarnos nuestro alumnos, pero tiene que darse bajo condiciones sanitarias de infraestructura y progresivo de cuidado”. 

Por lo que apuntó contra “la falsa la consigna de abrir las escuelas por parte de los sectores que desfinanciaron al escuela pública, recortaron prepuesto y eliminaron programas de conectividad”.  “Las escuelas nunca dejaron de estar abiertas a pesar de haber recibido el impacto de la políticas de estos sectores que hacen demagogia con la vuelta a clases”, sentenció Pozzi.