Nuevos programas de vivienda, viejos problemas

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El gobierno anunció en los últimos días la creación del programa “Casa Propia-Construir futuro” y el lanzamiento del Procrear 2, pero sigue faltando la convocatoria a las organizaciones territoriales y el diseño de un gran plan nacional de vivienda

En el transcurso de los últimos días del año el gobierno nacional anunció una serie de programas y medidas orientadas a brindar respuestas habitacionales en el corto y mediano plazo, en el contexto de una crisis de hábitat en el país agravada por la pandemia y las consecuencias de cuatro años previos de gobierno de Macri y que afecta a más de cuatro millones de personas.
Desde Río Grande, Tierra del Fuego, una de las 24 capitales alternas declaradas por el gobierno del Frente de Todos, Alberto Fernández junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, anunciaron la creación del programa “Casa Propia-Construir Futuro”. Según informó el Poder Ejecutivo, se trata de un programa trianual que impulsará la construcción de 264 mil soluciones habitacionales, con una inversión de casi 900 mil millones de pesos por parte del Estado Nacional.
Con esta nueva política pública, el gobierno del Frente de Todos busca “reducir el déficit habitacional, garantizar el derecho a la vivienda y promover su acceso igualitario”, “llevará adelante la construcción de 220 mil nuevas viviendas a través de la línea Desarrollos Urbanísticos de Procrear, del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi), del Programa Provincias y Municipios, y del programa Reconstrucción Argentina” y “permitirá generar 20 mil lotes con servicios para aquellas familias que no cuentan con un terreno, y brindará 24 mil créditos para construcción de viviendas ya sea en lotes Procrear, municipales o propios de los adjudicatarios”, detalló la cartera que dirige el exintendente de Avellaneda.
Una semana después del lanzamiento de “Casa propia-Construir futuro”, el presidente y el ministro Ferraresi firmaron una serie de convenios con los intendentes de Quilmes, Avellaneda, Berazategui y Florencio Varela para construir 3.050 viviendas en estos distritos del conurbano sureste. En total, el Estado nacional se comprometió a construir 1.250 viviendas en Quilmes, 900 en Berazategui, 600 en Florencio Varela y 300 en Avellaneda. Además, se rubricó la firma para llevar adelante obras de equipamiento urbano en barrios de estas localidades a través del Plan Argentina Construye - Habitar la Emergencia.
Resulta altamente positivo que el gobierno nacional busque dinamizar con los intendentes municipales las políticas habitacionales, en un año en el que la pandemia y la crisis económica expuso como pocas veces el gravísimo problema de hábitat que hay en el país. A ello hay que sumarle lo que sería el lanzamiento, próximamente según declaraciones del ministro Ferraresi, del Procrear 2 que estaría orientado a unificar estándares mínimos de calidad para las construcciones, con el propósito de achicar las diferencias que existen entre las viviendas sociales y las crediticias.
Sin embargo, sigue faltando la convocatoria a las organizaciones territoriales y el diseño de un gran plan nacional de vivienda, orientado especialmente a satisfacer la demanda de vivienda digna entre los sectores populares, que conforman el grupo más necesitado y, al mismo tiempo, con mayores dificultades para acceder tanto al mercado inmobiliario como a los programas estatales.
En ese sentido, vale recordar la propuesta esbozada por Gustavo Muñoz, responsable nacional del MTL y miembro del Frente Barrial y de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, respecto a la creación de un gran plan nacional de viviendas populares, para cuya construcción “las cooperativas de trabajo del MTL y del campo popular están a disposición para solucionar de una buena vez el tema del déficit habitacional”.
“La mejor forma de salir de esta situación es con una articulación entre las organizaciones territoriales y el Estado en todos sus niveles: nacional, provincial y municipal”, dijo el dirigente del MTL y añadió que “necesitamos atender estos asuntos de manera inmediata, para dar tierra y vivienda a los sectores que menos tienen. Cuando interviene el Estado tenés acceso a los barrios, tenés agua, tenés cloaca, tenés gas, tenés luz y todo eso es muy importante”.
Por último, manifestó que “vamos a acompañar las políticas impulsadas por el Ministerio de de Hábitat en materia de vivienda y también vamos a ofrecer a las cooperativas de trabajo del MTL, las del Frente Barrial, las de la Utep, a todas las cooperativas que vienen construyendo desde cada lugar, para que sean los compañeros y las compañeras los que ejecuten las obras. Hoy en día tenemos condiciones para trabajar y ser nosotros los constructores de nuestros propios barrios”, cerró.