¿Delivery por el Cambio?

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se accidentó el ministro de Salud de Corrientes. Llevaba novecientas dosis de Sputnik V. El Partido Comunista pide su renuncia y que se conforme un comité integrado por representantes de sindicatos y movimientos sociales, que fiscalice qué se hace con las vacunas.

“Ricardo Cardozo, al dirigirse a la localidad de Goya para fortalecer el Plan de Vacunación contra la covid-19, sufrió una descompensación cardíaca que generó que tuviera un accidente de tránsito sin consecuencias”, dijo el gobierno de Corrientes para explicar qué pasó ayer con el ministro de Salud de esa provincia que, ya recuperado, aseveró que iba a Goya a “una actividad oficial”.
Pero más allá de la versión oficial, lo cierto es que la dirección en la que transitaba el auto que manejaba Cardozo, es opuesta a la que lo hubiera llevado a Goya, ciudad ubicada a 225 kilómetros al sur de la capital provincial.
Se trata de novecientas dosis que fueron retiradas de la planta que Droguerías del Sur, que es la empresa con la que el ejecutivo de Corrientes firmó un convenio, por el que se la firma se hizo cargo de la logística y el acopio de las dosis que entrega el Estado nacional.
La planta se ubica al sur de la ciudad de Corrientes y Goya, más al sur todavía ¿Qué hacía Cardozo yendo para el otro lado con novecientas dosis y flojo de papales? ¿Dónde y a quién llevaba esas vacunas? ¿Las estaba sacando del circuito oficial? ¿Tenía los remitos o aparecieron más tarde y milagrosamente?
En este sentido hay que destacar que todavía no queda claro si llevaba los remitos de las vacunas que retiró, pero también que es dudoso que se pudiera mantener la cadena de frío que requiere la Sputnik V, durante un trayecto de más de doscientos kilómetros y en las condiciones que ofrece un vehículo común.
Pero no es la primera vez que queda en el ojo del huracán la gestión sanitaria que el gobierno de Corrientes hace en tiempos de pandemia.
Hace poco más de un mes organizaciones políticas, sociales y de Derechos Humanos de esta provincia le pidieron al gobernador, Gustavo Valdez, que brinde precisiones sobre la cantidad de dosis de Sputnik V que recibió Corrientes y también a qué lugares se destinaron y qué cantidad de personas recibieron la primera dosis.
La solicitud quedó sin respuesta, tal como aquellos reclamos que se hicieron a raíz de irregularidades que se registraron en Curuzú Cuatiá y Paso de los Libres, donde funcionarios municipales y provinciales se saltearon la fila para recibir las primeras dosis de vacuna. Por esos hechos, hubo denuncias de los colegios médicos de ambas localidades que, hasta ahora, quedaron en la nada.

¿Y la transparencia?

Ante esto el Comité Provincial de Partido Comunista, exigió la renuncia del ministro de Salud y recalcó que “condenamos un nuevo hecho que tira por tierra la transparencia que debe tener la campaña de vacunación en la Provincia”.
Entre otras cosas, el PC de Corrientes cuestionó que una persona con los antecedentes de salud “que dice tener Cardozo estaba emprendiendo un viaje de no menos de tres horas llevando un cargamento de tanta importancia”.
Tras lo que hizo hincapié en que este hecho se suma a otros “que dejan en evidencia la poca claridad que está teniendo el plan de vacunación en Corrientes: no hay lista de vacunados, tampoco existe un cronograma claro de los sectores de la sociedad que van a recibir las vacunas Sputnik V y Sinopharm que ya llegaron a la provincia”.
Asimismo, advierte que de acuerdo al Monitor Público de Vacunación del Ministerio de Salud de la Nación, Corrientes ya recibió 69.700 dosis, de las que fueron aplicadas de 24.939 de la primera dosis y 7.685 de la segunda; para alcanzar un total de 32.624, esto quiere decir que “menos de la mitad de las vacunas que llegaron fueron aplicadas”.
Todo en un contexto en el que “personal de la salud sigue in recibir sus dosis correspondientes, como también personas mayores de 65 años que aún no fueron vacunadas”, así como la mayor parte de los trabajadores de la Educación “que sin embargo es obligado a volver a las aulas”.
Por todo esto, además de la renuncia de Cardozo, el PC demanda que el Poder Judicial “proceda con las denuncias realizadas por colegios profesionales en el interior”, al tiempo que reclama que el gobernador Valdés garantice “la transparencia prometida en la campaña de vacunación”.
Y, en este sentido, pide que se conforme un comité de monitoreo que integren representantes de sindicatos y movimientos sociales, “para garantizar claridad en el acceso a las vacunas”.