Presentes, ahora y siempre

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

De cara al 45 aniversario del golpe de Estado perpetrado en marzo de 1976, la Asociación de Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo hace un acto en El Campito. “Vamos a homenajear a nuestros queridos héroes” recalcó Iris Pereyra de Avellaneda.

Convocado por la Asociación de Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo, el viernes venidero a partir de la hora 11, se va a llevar a cabo un acto en el que se va a rendir homenaje a las víctimas de la última dictadura.
El acto se realizará frente a la entrada del Polígono de Tiro Federal Campo de Mayo, sobre la calle Camino Idoate, en el partido bonaerense de San Miguel, en el contexto de las actividades recordatorias del aniversario del golpe de Estado del 24 marzo de 1976.
Ahí va a estar la vicepresidenta de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), Iris Pereyra de Avellaneda, quien es sobreviviente del centro clandestino de detención El Campito y destaca la relevancia del acto en el que se va a “homenajear a nuestros queridos héroes compañeros a 45 años del golpe de Estado”.
Al respecto hizo hincapié en que “algunos de esos compañeros han pasado por ese lugar entre ellos los que fueron asesinados en los vuelos de la muerte”, tras lo que recalcó que “sabemos que algunos todavía están enterrados ahí”.
Como se recordará, Iris fue secuestrada junto a su hijo El Negrito, el 15 de abril de 1976 por un grupo de tareas del Ejército proveniente de la guarnición Campo de Mayo que buscaba llevarse a su marido, Floreal Avellaneda que era militante comunista y trabajador metalúrgico.
El cuerpo del Negrito fue hallado en la ensenada del puerto de Montevideo y después volvió a ser desaparecido. Pasaron años hasta que Iris Pereyra recobrara la libertad y, desde entonces, sigue luchando oir Memoria, Verdad y Justicia.
Pasaron más de cuarenta años hasta que pudo ser señalizado El Campito, predio que estuvo entre los centros clandestinos de detención más grandes que emplazó la dictadura.
“Este es un homenaje que hace tantos año venimos haciendo en El Campito, pero hace un año no podemos hacerlo por la pandemia”, recordó la vicepresidenta de la Ladh, tras lo que hizo hincapié en que, pese a esto, “siempre tenemos presente en nuestro corazón y en nuestra memoria a los compañeros, porque si perdemos la memoria perdemos todo”.
Y, en este sentido, reclamó “que se entreguen todos los archivos que tanto precisamos para saber quiénes fueron, en donde están y qué hicieron con ellos”.
Por lo que “este año volveremos a estar en la señalización de El Campito para homenajear a todos los compañeros que pasaron por ahí”, así como “al resto de los 30 mil desaparecidos, porque no perdonamos, no olvidamos ni nos reconciliamos y queremos juicio y castigo a todos los genocidas”.