La “Gestapo” antiobrera de Macri y Vidal

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ayer la AFI presentó una denuncia judicial acompañada de material audiovisual para que se determine si el gobierno de Vidal promovió el armado de causas judiciales contra dirigentes sindicales. En uno de los videos se puede ver y escuchar a un funcionario de esa gestión junto a otros dirigentes de Cambiemos, promover una “Gestapo” antiobrera.

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) dio a conocer una serie de videos en los que puede verse al ministro de Trabajo de Vidal, Marcelo Villegas, en pleno uso de sus funciones promoviendo una “gestapo” antiobrera con el propósito de perseguir y encarcelar a líderes sindicales, entre ellos a Juan Pata Medina, ex titular de la Uocra de La Plata.

El hallazgo de este material, tuvo lugar a pocos días del fallo en el que los jueces Llorens y Bertuzzi revocaran el procesamiento de Arribas y otros jefes de la AFI implicados en la causa de los “Súper Mario Bros”, y de que la Cámara Federal de Casación Penal le quitara al Juzgado de Dolores la causa de espionaje que investiga al falso abogado D’Alessio y al fiscal Stornelli.

 

“Créeme que si yo pudiera tener -y esto te lo voy a desmentir en cualquier parte-, si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”, dijo Villegas en una reunión realizada en la sede del Banco Provincia de La Plata el 15 de junio de 2017 en la que participaron Roberto Gigante, por entonces ministro de Infraestructura bonaerense, el subsecretario de Justicia de la provincia, Adrián Grassi; el senador Juan Pablo Allan, el intendente de La Plata Julio Garro y empresarios de la construcción.

En el material audiovisual presentado por la AFI, puede verse como los funcionarios macristas le explican a los empresarios que tenían una estrategia coordinada junto al Poder Judicial -avalada por Macri y Vidal- para promover una causa judicial cuyo propósito principal era encarcelar, como finalmente sucedió, al ex titular de la Uocra platense. En ese contexto Villegas aseguró que “si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”.

Por estas horas la mayoría de los dirigentes de Juntos por el Cambio se mantiene en silencio frente a los hechos. Cuando baje la espuma y con la certeza de que no le van a preguntar por la cuestión, seguramente busquen bajarle el precio a las declaraciones.

Sin embargo, las expresiones de Villegas no pueden ser consideradas como un hecho aislado. En verdad, durante el gobierno de Macri, hubo mucho más que declaraciones antisindicales por parte de funcionarios de todas las líneas. Si algo caracterizó al período 2015-2019 fue la política antiobrera desplegada por el Estado nacional y por los enclaves provinciales y municipales gestionados por Cambiemos.

Además de Medina, muchos fueron los dirigentes sindicales encarcelados durante el Gobierno Macri. Entre ellos Humberto Monteros, secretario general de la Uocra de Bahía Blanca, el secretario adjunto José Bernardo Burgos y varios integrantes de ese gremio. También Marcelo Balcedo, el titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), y su par del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), Omar  Suárez, entre otros.

Como ejemplo que ilustra una práctica extendida en el gobierno macrista, se persiguió a Hugo y Pablo Moyano con el objetivo de encarcelarlos, como así también a miles de delegados gremiales en el Estado y el sector privado mediante despidos, la quita ilegal de los fueros sindicales y la prohibición del ejercicio de la democracia sindical en los lugares de trabajo.

 

Objetivo: el movimiento obrero

 

A partir del material audiovisual encontrado en los archivos del organismo que dirige Cristina Caamaño, presentó ayer lunes una denuncia para que se investigue a la mesa judicial de la ex gobernadora, María Eugenia Vidal.

Ahora el Poder Judicial, debería establecer las relaciones entre las estrategias adoptadas en la Provincia por los funcionarios de Vidal y la mesa judicial dirigida por Macri, Arribas, Garavano y compañía. Pero también y a la luz de esta evidencia, iniciar líneas de investigación más allá de la teoría del “cuentapropismo”, con la que en las últimas horas Llorens y Bertuzzi revocaron los procesamientos de los responsables políticos de los servicios de inteligencia que reportaban a La Rosada ¿Avanzará el Poder Judicial en este sentido?

Hay motivos de sobra para moderar las expectativas. Lo que se ve en los videos es claro, pero su aparición es muy sugestiva si se la lee en el contexto de los tironeos que hay hacia adentro del macrismo, que detonaron, entre otras cosas, a partir de que Vidal dijera públicamente que tiene aspiraciones a ser candidata presidencial en 2023.

Y después de que Macri se mostrara públicamente almorzando con el procurador bonaerense, Julio Conte Grand, tras lo que se supo que en una reunión interna, amenazó con que “el que saca los pies del plato en Juntos, desaparece”.

Desaparecer y gestapo, son dos palabras que poseen una carga semántica fuerte y negativa, que cuando provienen del universo macrista configuran un mensaje mafioso que es coherente con formas que tiene el ex presidente para dirimir “diferencias”. A ello puede agregarse las ponderaciones realizadas por Carlos Pagni, editorialista de La Nación y uno de los periodistas mejor informado sobre los pormenores de la derecha vernácula y regional, quien planteó la difusión de los videos en el marco de una escalada interna en el PRO en la que se enfrentan Macri, Larreta y Vidal, cada uno con aspiraciones presidenciales de cara al 2023.

Los pormenores que están detrás de la oportuna difusión del material audiovisual, no pueden soslayar la gravedad de los hechos. La formación de una “Gestapo” antiobrera es el sueño húmedo recurrente de la derecha en Argentina, que tiene en el movimiento obrero organizado a la barrera más importante para avanzar con su proyecto político de entrega y saqueo. No es casualidad, hay que recordarlo siempre, que la represión sistemática ejecutada por la última dictadura cívico-militar, estuvo dirigida especialmente contra el movimiento obrero y sus referentes, incluso con grupos de tareas que actuaban hacia el interior de las fábricas, que secuestraron a dirigentes y delegados, tal como sucedió en Ford, Ledesma y Mercedes Benz por nombrar algunos pocos ejemplos.

Pero, asimismo, lo que se ve en estos videos, corrobora una vez más que con el rediseño que le dio la Presidencia Macri, el aparato de Inteligencia del Estado, fue puesto al servicio de la aplicación de un plan sistemático de investigación extrajudicial y persecución política, que con la participación de buena parte del Poder Judicial, persiguió objetivos políticos y económicos: esto es destruir a adversarios políticos, así como el robo de empresas.