Movilización contra la base estadounidense

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se llevó a cabo una caravana convocada por la Multisectorial contra la Base Yanki en Neuquén, hacia el predio donde se construye una instalación financiada por el Comando Estratégico Sur del Ejército de EE.UU., cuya titular visitó hace poco el país.

Como integrante de la Multisectorial contra la Base Yanki en Neuquén, el Partido Comunista participó de la caravana de autos que, el sábado pasado, se dirigió desde el centro de la capital provincial hacia el predio donde se construye una instalación financiada por el Comando Estratégico Sur del Ejército de EE.UU.

Se trata de un predio próximo la ciudad de Neuquén, donde de acuerdo a la información oficial, se construye un centro de emergencias especializado de Defensa Civil, cuyo emplazamiento estaría inspirado en la intención del Ejército estadounidense, de realizar un “programa de ayuda humanitaria”.

Es significativa la locación elegida, ya que está en una zona estratégica para la explotación hidrocarburífera, algo que enciente luces de alerta, sumado al hecho de que “iniciativas humanitarias” similares ya están en marcha en Misiones y Jujuy. Y, por otra parte, a las experiencias que la actividad de Washington y sus fuerzas armadas dejan en nuestra región y el resto del planeta, que constituyen pésimos antecedentes.

Vale recordar que la injerencia del Comando Sur de EE.UU. abarca 31 países a los que según su sitio oficial, proporciona “planificación de operaciones y cooperación de seguridad” al tiempo se encarga de “suministrar protección a los recursos militares de EE.UU. en estos lugares”.

Su titular es la general Laura J. Richardson, quien recientemente fue recibida junto al embajador estadounidense, Marc Stanley, por la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, quien destacó que se trata de “primera mujer en ocupar ese cargo en la historia”.

Pero al parecer, nada de esto hace menguar la preocupación de los miembros de la Multisectorial contra la Base Yanki, que durante la reciente movilización coincidieron en insistir en que las instalaciones que pretende emplazar EE.UU. en Neuquén son ilegales.

“Manifestamos el rechazo y repudio de la comunidad neuquina a la presencia de esta fuerza militar terrorista”, hicieron hincapié al reafirmar el carácter antiimperialista de la manifestación que pasó frente a la sede del Gobierno provincial, “para señalar a los responsables políticos de esta infiltración militar extranjera de poderes como EE.UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte que, junto con Gran Bretaña, usurpan grandes porciones de nuestro territorio nacional, empezando por nuestras queridas Islas Malvinas”.

 

Verdaderos objetivos

 

Por otro lado, la Multisectorial reiteró que “el relato oficial de la ‘base humanitaria’, es una cínica mentira para encubrir los verdaderos objetivos de dominio militar extranjero de nuestros preciados bienes comunes y recursos naturales, que pertenecen a todo nuestro pueblo”.

Fue durante 2012 cuando se comenzó a hablar públicamente sobre la construcción del “Centro de Operación de Asistencia Humanitaria y Desastres Naturales”. Pasaron seis años cuando el asunto fue tomando cuerpo y empezó a incrementarse el movimiento en el predio de la meseta neuquina y, en 2018, funcionarios de la embajada de EE.UU. visitaron el predio próximo a Vaca Muerta, yacimiento que la Agencia de Energía estadounidense cataloga como “zona de interés”, ya que es la segunda reserva de gas no convencional y la cuarta de petróleo del planeta.

En junio de 2018 se presentó un pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, para que informe detalles del proyecto, pero esa cartera respondió que no había participado en las negociaciones referidas al tema y sugirió que le pregunten al gobierno de Neuquén que tampoco brindó una respuesta satisfactoria.

En simultáneo, otro pedido que fue dirigido al Ministerio de Defensa tuvo una respuesta similar. “La base de ayuda humanitaria en la provincia de Neuquén fue un acuerdo impulsado por el gobierno de esa provincia que no implica movimiento de tropas, por lo que este Ministerio no fue requerido para participar de las negociaciones”, señaló esa cartera.

Así las cosas, a principios de 2019 el ejecutivo provincial informó que las instalaciones se utilizarían “para uso y resguardo de materiales propios de la logística de emergencias y de la gestión operativa, logística y de comunicaciones de las emergencias recurrentes de la provincia, para fortalecer la Subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana ante los incidentes ocasionados por el cambio climático que cada vez son más recurrentes”. Y recalcó que “el gobierno de EE.UU. no tiene ni tendrá facultades ni atribuciones, ni personal asignado” en el lugar.

Con estos antecedentes, la Multisectorial reiteró que continúa pidiendo que el gobierno provincial brinde “informes concretos al respecto” y recordó que tuvo que judicializar el tema “y como resultado sólo se obtuvieron declaraciones verbales mentirosas de funcionarios cómplices que no pueden mostrar un sólo documento concreto del tipo de relación establecida, violando así cualquier procedimiento administrativo de un Estado que se precie de tal”. Pero también advirtió que “es así como avanzan, con hechos consumados”.