¿Qué se juega en Córdoba?

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mientras el FdeT busca profundizar su institucionalización, sentado sobre su Peronismo a la Cordobesa, Juan Schiaretti, se propone como el Gran Elector de cara a 2023. “Es preciso armar una expresión política capaz de jugar en las elecciones provinciales en oposición frontal al schiaretismo”, dijo Federico Nanzer.

Gabriela Estévez, Pablo Carro, Eduardo Fernández son los tres diputados nacionales por Córdoba que integran el Frente de Todos (FdeT) que, el jueves pasado, convocaron a una reunión con los partidos que lo integran en la provincia, con el fin de avanzar en la institucionalización de este espacio.

Ahí estuvieron representantes del Partido Comunista, Partido de la Victoria, Encuentro para la Democracia y la Equidad, Partido Kolina, Partido Frente Grande, Partido del Trabajo y del Pueblo, Partido Patria Grande y Partido Intransigente.

Al día siguiente, Juan Schiaretti recibió al titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, quien le entregó al gobernador el Libro Blanco, que es una suerte de decálogo que confeccionó la corporación empresaria, en el que exhibe su mirada sobre la coyuntura y plantea iniciativas de orden táctico y estratégico.

El desembarco de Funes de Rioja en Córdoba, se enmarcó en una actividad que organizó la Fundación Mediterránea que es el principal think-thanks de la clase capitalista que actúa en esa provincia y que, como recuerda el titular del PC provincial Federico Nanzer, “tiene como misión generar programas y cuadros económicos para el establishment cordobés y también para la Argentina, que se sostiene por los principales actores de la agroexportación y la industria automotriz”.

En este contexto, Nanzer advirtió que “al venir Funes de Rioja, no hace más que reafirmar la impronta de lo que nosotros definimos como el Peronismo a la Cordobesa que se gestó con De la Sota y Schiaretti, que es la representación política de los grupos dominantes de la provincia”.

Y añadió que ese dispositivo, “es la herramienta política que le garantiza los negocios a la burguesía mediterránea”, pero también que existen algunas contradicciones que esa facción de la clase capitalista tiene con “la burguesía portuaria”, a raíz de disputas vinculadas a cosas como “costos, peajes y cánones que presenta el tránsito de la mercancía de Córdoba hacia el puerto de Buenos Aires y la alternativa de sacar la riqueza por el Pacífico y no por el Atlántico”.

Pero, asimismo, aclaró que el Peronismo a la Cordobesa “siempre da señales con sus verdaderos aliados”. Un día antes de que el titular de la UIA reentrevistara con su marido, la senadora Alejandra Vigo presentó en la Cámara Alta, el Proyecto de Ley “Boleto Federal: Programa Nacional de Reparto Equitativo y Federal de Subsidios Nacionales al Transporte Público de Pasajeros” y lo hizo junto a sus pares de Juntos por el Cambio (JxC), Alfredo Cornejo y Beatriz Ávila.

La iniciativa claramente trata de meter una cuña para distraer la atención del debate abierto acerca de los aportes del Estado Nacional en concepto de subsidios al transporte de pasajeros y, por lo tanto, en el precio de las tarifas que pagan los usuarios de cada provincia.

Es que “el marco de alianzas del Peronismo a la Cordobesa es la derecha política”, sostuvo Nanzer pero añadió que a nivel provincial “comienzan a tener dificultades, porque JxC sale a disputarle con chances”.

 

Mesa política

 

Con este telón de fondo provincial, es que tuvo lugar la reunión del FdeT, convocada por “un kirchnerismo que nunca se acabó de constituir en Córdoba donde, el peronismo en el gobierno, nunca fue parte del Frente para la Victoria, Unidad Ciudadana ni del FdeT”, sostuvo Nanzer y recordó que “Shiaretti es el único gobernador del PJ que en 2019 no fue parte del FdeT “y que durante todo este último tiempo hace una gimnasia permanente para mostrar lo que es: un peronismo conservador en lo político y liberal en lo económico”.

Por eso “se opone sistemáticamente a todo lo que huela a FdeT y en esa línea sus legisladores votaron contra el Proyecto de Presupuesto 2022”, ya que el Peronismo a la Cordobesa, “intenta colocarse como una fuerza de centro y con las características de un partido provincial, por lo tanto permanentemente giran por Córdoba diferentes personas como Manes y Losteau que, recientemente, se sacaron fotos con Schiartetti, pero también Morales, Tetaz y, ahora, Funes de Rioja”, refirió el titular del PC.

Y fue claro al señalar que Schiaretti, “quiere presentarse como un articulador de la oposición política argentina, que aporte a la construcción de un centro que deje por afuera a Milei por derecha y al kirchnerismo por centroizquierda”, por lo que en ese escenario “habría dos variantes de centro derecha, una armada por Rodríguez Larreta y otra por algún peronista republicano, que se sucederían en los gobierno dejando lo que ellos llaman los extremos por afuera de ese diseño, que es el proyecto histórico de Schiaretti y que ahora intenta volver a constituir”.

En esta dirección Schiaretti se muestra muy activo. Hace dos semanas junto a Vigo recibió a los integrantes del Interbloque Federal de la Cámara de Diputados Carlos Gutiérrez, Natalia de la Sota, Ignacio García Aresca, Mónica Fein, Alejandro Gutiérrez y Florencio Randazzo quienes tras el encuentro coincidieron en destacar que “la salida de la profunda crisis del país debe darse por fuera de la grieta, con calidad institucional y apuntando a combatir la inflación, generar empleo y apuntalar la producción con criterio federal”.

Por eso es que la institucionalización del FdeT se presenta como una necesidad. “El FdeT siempre ha tenido una mesa política en Córdoba, que se reúne de manera periódica y en ella el PC siempre ha jugado roles importantes: Solana López fue candidata a diputada nacional en los primeros puestos de la lista, siempre integramos el equipo de campaña, yo fui presidente de la junta electoral en 2019 y coordinador de campaña en 2021”, recordó Nanzer.

Así las cosas, la reunión convocada por los diputados del FdeT buscó aceitar herramientas que sirvan para avanzar, a partir de la tarea que viene llevando a cabo su mesa política. “La idea es que empecemos a jugar en la política provincial con más contundencia, algo que hasta ahora fue difícil, pero que con un Shiaretti jugado como opositor permanente se vuelve imprescindible”, señaló y aseveró que es preciso “armar una expresión política capaz de jugar en las elecciones provinciales en oposición frontal al schiaretismo y al Peronismo a la Cordobesa”.

Por lo que “esta es la definición política que tenemos y vamos a impulsar: la institucionalización del FdeT para tener un espacio desde el cual poder opinar de la política cordobesa” y, para ello, “hay un marco de alianza posible con el Movimiento Verde, Patria Grande y otras fuerzas, para establecer una expresión política electoral de cara a 2023, que debe ser un actor político de carácter popular, democrático y antiimperialista y no de carácter democrático de centro”. Y, sin dudarlo, el titular del PC de Córdoba hizo hincapié en que “es una disputa y todos los pasos deben ir en esa expectativa”.