No pueden contra la memoria del Negrito

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por quinta vez, la Ladh descubrió una nueva placa de Floreal El Negrito Avellaneda, en Campo de Mayo y tras las reiteradas vandalizaciones que se perpetraron contra las anteriores.

El último viernes, la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), con su presidenta Iris Pereyra de Avellaneda a la cabeza, junto a integrante del Partido Comunista y La Fede, se hizo presente en Campo de Mayo para colocar una nueva placa en conmemoración de Floreal El Negrito Avellaneda.

Es la quinta vez que se coloca una plaza para homenajear al militante de la FJC secuestrado y desparecido durante mayo de 1976, que estuvo detenido ilegalmente en el centro clandestino que funcionaba en el predio que el Ejército poseía en Campo de Mayo. Todas las placas anteriores fueron atacadas y destruidas.

Vale mencionar que durante todos los actos en los que se colocaba la placa que reemplazaba a la destruida, se repitió un hecho sumamente significativo: pasaba un auto desde donde se gritaba a los presentes “es todo mentira lo de los desaparecidos”. En este contexto, no cabe duda las vandalizaciones estuvieron organizadas.

“Esperemos se respete, de una vez por todas, la señalización que nuevamente pusimos” dijo la presidenta de la Lahd, tras lo que dejó en claro que “seguiré poniendo la imagen de mi hijo, que representa a los compañeros desaparecidos de El Campito, tantas veces como sea necesario” porque, advirtió, “si perdemos ese amor a los desaparecidos, no somos nada”.

La última vez que fue profanado la instalación conmemorativa del Negrito Avellaneda fue durante abril pasado, esa vez Iris Pereyra y la Ladh fueron tajantes a la hora de reclamar que en su carácter de comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Alberto Fernández, garantice la seguridad del espacio conmemorativo ubicado ante un acceso al predio de Campo de Mayo.

En este sentido, el ministro de Defensa, Jorge Taiana, tomó el reclamo y el director de Derechos Humanos de esa cartera, Eduardo Jozami se comunicó con Iris Pereyra. “Se comprometieron a realizar un monolito con ladrillos y cemento, para que no pueda ser vandalizado”, señaló la madre de El Negrito y añadió que “me llamaron desde la dirección  de Campo de Mayo para decir que lo iban a cumplir para el día 27 de mayo”.

Asimismo, la presidenta de la Ladh informó que para cuidar la señalización, también ofrecieron poner nuevas cámaras de seguridad que reemplazarían a las que se habían emplazado oportunamente, pero que más tarde y sin explicación alguna fueron retiradas, así como una garita de seguridad.

Pero, hasta el momento, sólo se cumplió con lo inherente al monolito y las cámaras pero queda pendiente lo de la garita. Al respecto, Iris Pereyra hizo hincapié en que “igualmente vamos a exigir que se declare de bien público al monolito con la señalización, para que tenga una constate vigilancia”.

Y, para finalizar, adelantó que el 10 de junio la Ladh, el PC y La Fede van a llevar a cabo una movilización hacia la sede judicial de Comodoro Py, en la Ciudad de Buenos Aires, cuando se cite a declarar al genocida vinculado al crimen del Negrito, Santiago Riveros, quien hace poco se le otorgo la prisión domiciliaria.

Cabe citar que al acatar un fallo de su superior, la Cámara Federal de Casación, el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín concedió a mediados de mayo el beneficio de la libertad condicional a Riveros, pero pese esto continúa detenido merced a la condena que pesa en su contra en otra causa donde fue encontrado penalmente responsable por robo de bebés perpetrados durante la última dictadura militar, precisamente en el centro de detención de Campo de Mayo.

De todos modos, el que fuera jefe de la Guarnición Militar Campo de Mayo y de la Zona de Defensa 4, va a continuar cumpliendo esa condena en su casa, ya que le fue otorgada la prisión domiciliaria.

Así las cosas, Iris Pereyra alertó que “debemos movilizarnos el 10 para que Riveros no siga impunemente en su casa”, y fue clara al denunciar que también “tenemos que movilizarnos contra esos jueces que buscan que esto quede en la nada”.