La Conat se reunió con Yasky

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Fue al día siguiente del plenario en el que la CTA recibió a la vicepresidenta Fernández de Kirchner. Sobre ese hecho también se  pronunció el Secretariado Nacional del Partido Comunista.

Una delegación de la Corriente Nacional Agustín Tosco (Conat), fue recibida la semana pasada por el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, en un encuentro en el que se abordó una temática vinculada a “la coyuntura política y sindical y los desafíos de nuestra clase”.

De la reunión participaron Sandra Zapatero, José Chapu Urreli, Antonella Bianco, Ignacio Cámpora y el titular de la Comisión Sindical Nacional del Partido Comunista, Mario Alderete, quien aclaró que si bien la cita estaba pautada con anterioridad a que se supiera que Cristina Fernández de Kirchner iba a presentarse en plenario de la Central, “a raíz de esto se incluyó en la agenda del encuentro el análisis de los discursos que se dieron ahí y se planteó el intercambio de ideas sobre el acto, y las perspectivas que tenemos en centrar más la discusión acerca de cómo viene la reorganización del movimiento obrero”.

Asimismo, Alderete hizo hincapié en que “coincidimos total y absolutamente en valorar mucho la realización del acto y en particular el discurso de Yasky, que planteó reivindicaciones concretas que tienen que ver con demandas al gobierno por su actuación en aspectos que no satisfacen los reclamos fundamentales de los trabajadores”.

Y, en este sentido, explicó que se tocaron tópicos como el referido al salario universal, que es un tema sobre el que hay varios proyectos en el Congreso y que durante las últimas semanas, pareció recobrar fuerza impulsado entre otros por la CTA, pero sobre el que también se especuló con la posibilidad de que el ejecutivo lo implemente por medio de un decreto.

Otro de los temas que estuvieron sobre la mesa en la reunión sostenida entre la Conat y Yasky, “es el de la necesidad de luchar para que se garantice el trabajo regular respetando las normas vigentes, esto es la legislación laboral, que es producto de conquistas de muchos años de lucha de los trabajadores”.

Pero también se volvió a insistir con que es preciso que haya “una mayor participación del Estado en cuestiones que tienen que ver con la necesidad de cambios estructurales, como por ejemplo la estatización de Vicentin, la administración y control del comercio exterior para lo que seria clave que se garantice la soberanía sobre la hidrovía, los puertos y el Canal Magdalena”. Y sobre la necesidad de repudiar el acuerdo con el FMI.

Por su parte, el Secretariado Nacional del PC también destacó “la importancia” del plenario “en el cual se trajera a la actualidad del pensamiento emancipatorio de Manuel Belgrano”, al que señaló como “un paso importante en la construcción de unidad de la clase obrera y del conjunto de nuestro pueblo”.

Al respecto aseveró que se trató de “un llamado, desde los discursos de Hugo Yasky, Jorge Ferraresi y Cristina F. de Kirchner, a ganar las calles para impulsar medidas apuntadas a mejorar la golpeada calidad de vida de la mayoría de la población, en un momento crucial en el cual es preciso enfrentar los distintos planes de las derechas que pretenden regresar a un neoliberalismo puro y duro”.

Tras lo que sostuvo que “la estatización de Vicentín, los impuestos permanentes a las grandes fortunas y a las ganancias inesperadas, las retenciones móviles a las exportaciones agrarias de rentabilidad extraordinaria, y el Fondo para que la deuda con el FMI no salga del bolsillo de los trabajadores son medidas imprescindibles para financiar un shock de distribución de la riqueza, cada vez más concentrada”.

Ya que “sin afectar los privilegios de los sectores del bloque de poder real, será imposible construir justicia social, democracia plena e independencia nacional”.

Y reiteró que “los problemas del  pueblo y de la Patria devienen de la crisis de capitalismo real y verdadero, tal como se presenta en todo el mundo en este período de la historia. Y reafirma la pertinencia de un proyecto socialista de liberación nacional”.

De ahí que, finalizó el Secretariado del PC, “nos manifestamos a favor de la unidad en un  Frente de Todos que proponga un plan  nacional para salir del dominio del capital financierizado que nos imponen el FMI y el Banco Mundial y que genere soluciones a las necesidades más inmediatas del pueblo y trabajo genuino y registrado en un país donde hay tanto por hacer”.