Propuestas del PC

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por medio de una declaración postuló una serie de medidas tendientes a que se modifique la matriz que rige la distribución de la riqueza, que deben sustentarse en “unidad de acción” ya que “el pueblo no puede esperar más”.

“Unidad de acción para distribuir la riqueza el pueblo no puede esperar más”, es lo que propone el Partido Comunista por medio de una reciente declaración en la que advierte que la renuncia de Martín Guzmán y las primeras señales que envía su sucesora, Silvina Batakis, hablan de “la continuidad de las políticas económicas”, pero asimismo “dejan a la vista la profunda crisis y los grandes problemas que agobian a nuestro pueblo”, ya que “el plan sigue siendo el del FMI: está en curso un ajuste insoportable en salarios, jubilaciones, tarifas, alimentos”.

Así las cosas, el PC hace hincapié en que “los compromisos asumidos con el FMI explican que la deuda externa es impagable si no es a costa del hambre del pueblo”.

Tras lo que recuerda que “nuestra propuesta es la de un diálogo urgente, un debate para la acción conjunta entre las fuerzas del movimiento popular en cada lugar, que supere su dispersión y logre un reagrupamiento de fuerzas políticas y sociales, que salgan al encuentro de la desestabilización que propugnan las fuerzas locales y extranjeras del capital concentrado, el lawfare, el paro agrario del 13 de julio, los desaciertos, errores y enfoques neoliberales del propio gobierno”.

Y, “como siempre lo hemos hecho los comunistas”, postula que es preciso “la creación de un centro que coordine las luchas para redistribuir la riqueza, por medidas estructurales antineoliberales tal como ha propuesto el último Congreso de la CTA”.

Pero también que se vuelve necesario “controlar el mercado de alimentos y para ello, nacionalizar Vicentin y formar con YPFagro la empresa que pueda hacerlo”, así como “recuperar el Río Paraná y los puertos para impedir la evasión de  los bienes naturales como está sucediendo con el litio y con la producción de granos”.

Por otra parte resalta la necesidad de que se construya una reforma tributaria “para que paguen más los que más tienen”, al tiempo que “supere la establecida desde la última dictadura”, algo que debe comenzar “por un aumento de las retenciones al agro e impuestos permanentes a las grandes fortunas”.

También exige la implementación de “políticas para reconvertir planes y programas sociales en trabajo genuino” y reclama un aumento general de salarios y jubilaciones que los coloque por encima de la inflación. Y “ampliar la Corte y liberar a los presos políticos”.

Finalmente postula que es preciso que se construya “un plan de lucha sustentado en una amplia unidad para lograr la mayor expresión posible de movilización popular”.