La Conat fija postura

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por medio de una declaración, su Mesa de Coordinación se refirió al arribo de Silvina Batakis al gabinete nacional y resaltó que es preciso que se construya “un plan de lucha sustentado en una gran unidad”.

“Un cambio de ministro no ha significado un cambio de política que esté puesta al servicio de la nación y las masas populares”, reclamó la Mesa de Coordinación de la Corriente Nacional Agustín Tosco (Conat), al referirse al arribo de Silvina Batakis al gabinete nacional, en reemplazo del renunciante Martín Guzmán. Y, con este telón de fondo, dijo que es preciso que se construya “un plan de lucha sustentado en una gran unidad a fin de lograr la mayor expresión posible de movilización obrero-popular”.

Lo hizo por medio de una declaración en la que señala que “la afirmación de que ‘hay voluntad política, pero no existen recursos’, es absolutamente falsa” y recuerda que el gobierno que la semana pasada volvió a ratificar el acuerdo suscripto con el FMI para el pago del Stand-By contraído en 2018 “se niega a percibir las evasiones y derechos que le corresponden, jurídica y constitucionalmente”.

Y, en este sentido, señala que “la no expropiación de Vicentín, la renuncia a la explotación, control y supervisión de los puertos nacionales y las vías navegables, especialmente el Paraná, además de la rebaja y exención de derechos sobre las exportaciones que establece la Constitución, la entrega a la voracidad imperial del gran capital nuestras riquezas naturales, nuestro mineral  y nuestras reservas energéticas, son pruebas palpables de tal afirmación”.

También advierte que “la permanencia de funcionarios y ministros que representan a empresarios de la economía concentrada y a intereses extranjeros -lesionando nuestra soberanía-, es una demostración cabal de la actitud negativa de nuestro gobierno”.

Tras lo que alerta que “si se profundiza este proceder, no se podrá superar la difícil contingencia en que nos hallamos” y añade que Argentina no va a poder superar la crisis, “si sigue presa de las mafias mediática y judicial, de la miserable economía concentrada, de los ‘operadores financieros’ y de potencias extranjeras, con una oposición política embarcada en actividades antiargentinas (al servicio de la embajada a la cual rinden cuentas), como ocurre también con algunos funcionarios que no funcionan”.

Al tiempo que resalta que “todo esfuerzo resultará vano” si el Frente de Todos continúa “limitado por discusiones y contradicciones dentro de la propia fuerza que impone su hegemonía y no se articula como un verdadero poder popular frente a un gobierno vacilante”.

Por lo que hizo hincapié en que es preciso “recuperar las decisiones efectivas, reconquistar nuestra soberanía, imponer una justicia nacional e independiente, respetar  derechos y ampliar las conquistas obrero-populares”.

Y, en este contexto, la Conat postula la creación “de un centro que coordine las luchas y que gane la calle con masivas y unitarias movilizaciones para imponer medidas de cambios estructurales antineoliberales que permitan redistribuir la riqueza, tal como lo ha propuesto el último Congreso de la Central de Trabajadoras”.

Tras lo que añade que es necesario “controlar el mercado de alimentos e impedir la evasión de bienes naturales y energéticos como ocurre con el petróleo y sus derivados, con los minerales estratégicos (el litio en particular) y con la producción de granos”, al tiempo que señala que “se debe impulsar una profunda reforma tributaria para que paguen más los que más tienen y políticas para reconvertir planes y programas sociales en trabajo genuino”.

También reclama “la vigencia de un salario universal básico, reducción de la jornada laboral a fin de incrementar el mercado laboral, un aumento general de salarios y jubilaciones por encima de la inflación, aumento de las retenciones a las empresa monopólicas internacionales exportadoras sin control de productos primarios del  agro e impuestos permanentes a las grandes fortunas”, para que “paguen más quienes más tienen”. Y hace hincapié con que es preciso que se amplíe la cantidad de miembros de la Corte Suprema y se libere “a los presos políticos comenzando con Milagro Salas”.