Jornada de lucha para el pueblo

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista dijo presente en Plaza de Mayo, en un acto multitudinario y unitario por el “Día de la lealtad”. Mario Alderete, dirigente del PC, afirmó que se trató de “una jornada de lucha” en el contexto de “crisis mundial y dificultades internas”.

Ante las políticas de ajuste del Fondo Monetario Internacional y frente a los intentos por parte de la Embajada yanqui por instalar en 2023 un gobierno afín a sus intereses, los comunistas participaron del acto en Plaza de Mayo por el “Día de la Lealtad Peronista”, celebrado en el día de ayer.

Bajo la consigna “Unidad nacional por la soberanía con justicia social”, una multitud de personas se congregó en las inmediaciones de la histórica plaza, donde flamearon también las banderas comunistas, en una jornada en la que el PC exigió la expulsión del FMI de la Argentina, salarios por encima de la inflación, plena soberanía sobre los recursos y libertad a todos los presos políticos.

Al respecto Mario Alderete, dirigente comunista y miembro de su Comité Central, dijo que “estamos llevando a cabo una lucha política y económica contra los enemigos del pueblo”, tras lo que recalcó que el 17 de octubre “es una fecha importante para el campo popular y para el movimiento obrero y, por ende, también para los comunistas que formamos parte de la cultura obrera de este país, por más que la fecha no implique directamente a la cultura comunista”. Y después destacó que “por eso mismo participamos de diversas iniciativas celebratorias, porque el 17 de octubre es también una jornada de lucha para todo el movimiento obrero, mucho más ahora en un momento crucial de la historia argentina como el que estamos viviendo”.

En el contexto de la lucha política y económica que el PC lleva a cabo, “el acto de Plaza de Mayo tiene una relevancia fundamental”, dado que “fue convocado en torno a un programa en el que confluimos con diversas organizaciones sociales, políticas, estudiantiles y sindicales”, advirtió.

Tras lo que hizo hincapié en que, en primer lugar, “coincidimos en que la crisis no es un fenómeno puramente nacional, sino que se enmarca en una crisis más amplia y general a escala mundial, donde hay enfrentamientos con peligro de guerra dada la pérdida de hegemonía de EE.UU. en distintas regiones del planeta”.

Por lo que “hoy adquiere más relevancia que nunca tener un gobierno de carácter popular en Argentina, que marche hacia cambios de carácter estructural y que pueda tener una continuidad en el tiempo”, manifestó Alderete.

Y siguió argumentando que, en segundo lugar, “nos convoca y nos une la convicción de que es momento de defender los derechos y las conquistas del pueblo, además de luchar por la elevación de los salarios por encima de la inflación, como así también por la defensa de los derechos de los jubilados y pensionados”.

Tras lo que indicó que “los comunistas asistimos al acto reafirmando nuestra convicción acerca de la necesidad de que este gobierno garantice la adopción de medidas que aseguren la verdadera soberanía del país, como por ejemplo el tránsito por el Río Paraná, la construcción del Canal de Magdalena y la nacionalización de los puertos”. Y, al respecto, fue claro al insistir en que “todas estas políticas son de relevancia geoestratégica para la geopolítica nacional”.

Por último, puntualizó que “estamos ante un momento en el que, dada la gravedad de la crisis mundial y la dificultades internas, amplios sectores de diferentes procedencias coincidimos en programas mínimos”. Esta coincidencia es la que justifica ampliamente la participación de los comunistas en el acto por el Día de la Lealtad, “con nuestras propias banderas y consignas porque la unidad es unidad y disputa, en el sentido en el que necesitamos la unidad más amplia del campo popular para preparar las condiciones que desemboquen en un poder popular capaz de marchar a fondo con las transformaciones necesarias”.