Rechazo a la minera a cielo abierto

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se trata de “un nuevo intento de meter la megaminería por la ventana”, advirtió el Partido Comunista de Chubut.

Desde el Partido Comunista de la provincia de Chubut, se advirtió sobre los riesgos que trae aparejada la explotación minera a cielo abierto, que el gobierno que preside Mariano Arcioni quiere habilitar en la meseta central de la provincia.
“Rechazamos el proyecto de zonificación minera” destacó el PC chubutense y lamentó que la iniciativa del gobierno que encabeza Arcioni, cuente con el aval del ejecutivo nacional.
Se trata de “un nuevo intento de meter la megaminería por la ventana” que se puensa establecer mediante un “engendro de la zonificación minera, condenando al sacrificio a la meseta como inicio para después extenderla a toda la provincia”.
Asimismo, el PC recalcó que el ejecutivo sabe que la megaminería carece de consenso social, por lo que “todos los proyectos que intentan imponerla, se tratan entre gallos y media noche y con la Legislatura blindada por cordones policiales”.
Por lo que fue claro al hacer hincapié en que la megaminería “va contra de voluntad popular expresada permanentemente durante 18 años, mediante movilizaciones populares, plebiscito y los proyectos de ley para prohibirla en el ámbito de toda la provincia, mediante el mecanismo de la iniciativa popular”.
Y denunció que esto es lo que pretende burlar Arcioni “y los legisladores serviles y vendidos a los intereses de los poderosos”, pero advierte que “el pueblo en las calles los seguirá repudiando”.
Tras lo que el PC exige que se retire el proyecto de zonificación minera y “que se trate y se apruebe sin modificaciones la iniciativa popular 2020 que le dijo basta a la megaminería”.
Por su lado, la CTA de los Trabajadores de Chubut rechazó la iniciativa gubernamental. “Rechazamos el saqueo y la contaminación”, recalcó su secretario general, Tomás Montenegro, y fue claro al señalar que “el rechazo social es muy amplio”.