Una década de precarización laboral

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La UTE llevó a cabo un cese de tareas y una movilización hacia la Legislatura para exigir la titularización y estabilidad de los docentes de la Ciudad.

La semana pasada, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) realizó un cese de tareas y una movilización hacia la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, para exigir "la titularización y estabilidad docente" como "solución definitiva a los casi diez años de inestabilidad y precarización laboral” que padecen miles de trabajadores de la Educación.

“Reclamamos la titularización masiva y fotográfica de  todos los docentes interinos de las distintas modalidades”, recalcó la integrante de La Violeta en UTE, Antonella Bianco y apuntó contra el gobierno que preside Horacio Rodríguez Larreta cuando dejó en claro que “debemos terminar con estos años de inestabilidad laboral y precarización”.

Cuando fue jefe de Gobierno, Mauricio Macri, eliminó las Juntas de Clasificación y creó de la Comisión de Registro y Evaluación de Antecedentes Profesionales (Coreap) y desde ese año, 2011, se acabaron las titularizaciones.

“Vinieron a instalar este organismo, planteando que no había posibilidades de hacer concursos”, señaló Bianco y remarcó que “esta política se repitió durante todos estos años, para sostener de forma precaria a los trabajadores”.

En este contexto, desde UTE sostuvieron que el Ministerio de Educación  presentó una propuesta que no contempla ni expresa de forma taxativa y definitiva el reclamo por la titularización, pero tampoco mecanismos de estabilidad.

Por su parte, Bianco fue clara cuando dijo que “queremos la trasformación de los concursos en el área de Media y en distintas modalidades de nivel secundario, para evitar volver a esta situación de más de diez años de inestabilidad laboral y concursos sin titularización”.

Tras lo que alertó que la actual situación “afecta a miles de docentes interinos porque implica la posibilidad permanente de perder el cargo en el que se desempeñan”, al tiempo que dificulta que asciendan en la carrera docente y accedan a licencias “que solo están disponibles para docentes que tienen el carácter de titular”. Y por eso hizo hincapié en que “se debe discutir de qué manera se deben concursar los cargos, pero con todos los docentes titularizados”.