Rendirse jamás

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los trabajadores de la Cooperativa Renacer, en Capital Federal, pudieron reingresar a su lugar de trabajo que les habían usurpado. Fue un “triunfo popular”, definió el abogado Hugo Mir.

La fábrica de bolsos y artículos de cuero fue abandonada en mayo de este año, pero los trabajadores volvieron a ponerla en marcha y una matrícula los reconoció como empresa recuperada.

Hace unos días, alguien que se hizo pasar por el dueño y, por lo tanto, responsable del vaciamiento de la empresa, desalojó a los trabajadores con la complicidad de la Policía de la Ciudad, sin que mediara una orden judicial.

Los uniformados, como siempre, actuaron violentamente en connivencia con el supuesto dueño quien -después se supo- que era un allegado al vaciador de la planta.

Este individuo se presentó en la puerta de la fábrica y, junto a efectivos policiales, obligó al portero -integrante de la cooperativa- a abandonar el lugar. Así se instaló durante varias horas dentro del edificio.

Los veinte trabajadores se enteraron cuando fueron a la fábrica y encontraron con la puerta cerrada, con una nueva cerradura y candado, además de las vidrieras tapiadas por tablones.

Sin embargo, con gran determinación de esfuerzo y lucha, lograron volver a poner en marcha la pyme y, hace unos quince días, obtuvieron la matrícula que los reconoce como empresa recuperada del  Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), que es el organismo nacional que actúa en estos casos.

Y, el lunes pasado, se presentaron en la sede de la Fiscalía 7, para exigir que el Poder Judicial habilite la continuidad de los puestos de trabajo.

 

“Triunfo popular”

 

Así lo definió Hugo Mir, abogado laboralista del Partido Comunista que siguió la situación de cerca, apoyando a la fábrica recuperada por los trabajadores de la Cooperativa Renacer.

Además, Mir caracterizó al procedimiento policial como “ilegal e ilícito”, ya que “la policía llevó acabo todo esto sin orden de allanamiento, sin la presencia de un oficial de justicia y sin mencionar que Fiscalía era la interventora”, sostuvo Mir.

En este sentido, remarcó la rápida reacción del PC, con integrantes en la Asamblea de Vecinos de La Paternal, en conjunto con organismos políticos presentes como La Campora y Nuevo Encuentro.

“Bajo la lluvia torrencial cinco horas y en un clima hostil, la policía informó que la que intervenía era la Fiscalía 7, porque hasta ese momento no les habían dicho de sus movimientos”, relató Mir.

Finalmente, el usurpador se retiró fustigado por los trabajadores. “Fue una gran victoria popular”, dijo Mir, pero aclaró que “la lucha continua”.