Repudio de la Sociedad Árabe Marplatense

Medio Oriente
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Es la visita de una delegación oficial de Argentina al Estado de Israel, en momentos en que Tel-Aviv perpetra otra brutal represión contra el pueblo palestino.

La Sociedad árabe marplatense (SAM) hizo público su repudio ante la presencia en Israel de una comitiva del gobierno argentino, encabezada por el ministro del Interior Wado de Pedro que, recuerda, “se produce en medio de bombardeos y el asesinato indiscriminado por parte de Israel a la población palestina”.

En este contexto, resalta que durante estos días y en coincidencia con la celebración del ramadán, “hemos visto cómo las fuerzas de seguridad de Israel han entrado a una de las mezquitas más importantes del mundo islámico, para reprimir y encarcelar a palestinos”.

Y, mientras esas imágenes recorren el mundo, “es inaceptable que nuestro gobierno, que crítica la violación de los Derechos Humanos en Venezuela, o condena a Rusia por la guerra en Ucrania, no tome medidas al respeto en relación a este tema, sino que incluso envía a una extensa comitiva nacional”.

Asimismo, destaca que “lo llamativo es que la comitiva viaja en relación al desarrollo de los recursos hídricos.

Nada más alejado de la verdad. Es que no se explica el desarrollo de Israel en esa materia sin evidenciar el robo de tierras y la apropiación del agua al pueblo palestino”.

Tras lo que hace hincapié en que es aún más grave que el gobierno argentino participe de unos de los mitos fundacionales del Estado de Israel: “que Palestina, en el momento de la criminal colonización y ocupación sionista, era una ‘tierra vacía’”.

Por otra parte, la SAM denuncia que también por estos días el Reino Unido junto con Israel acordaron explotar recursos del Mar Argentino usurpado por la Corona Británica y recuerda que “Israel siempre vota en contra de nuestro reclamo de soberanía por nuestras Islas Malvinas. De hecho, Israel participa en el sistema de defensa que hoy se encuentra custodiando la base militar del Reino Unido en  Malvinas”.