Un año de Lacalle Pou

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de Uruguay hizo un balance sobre el año inicial del gobierno de la alianza de derecha. Está “sumido en su adhesión fanática al neoliberalismo”, definió.

El Partido Comunista de Uruguay (PCU) rechazó el “balance triunfalista” que hizo el gobierno que encabeza Luis Lacalle Pou a un año de su asunción.
Al respecto hace hincapié en que “sumido en su adhesión fanática al neoliberalismo”, el ejecutivo de Uruguay, “destaca como un éxito el control fiscal y la supuesta austeridad en medio del sufrimiento de nuestro pueblo”.
Todo en un contexto en el que “se revelan escándalos por beneficios tributarios a Isaac Alfie, figura central del ajuste, gastos injustificados en el Ministerio de Relaciones Exteriores y prácticas clientelares en la Administración de los Servicios de Salud del Estado de jerarcas del gobierno multicolor”.
Pero también “en medio de una pérdida de rumbo para enfrentar la pandemia, con una opaca y confusa estrategia en el tema crucial de las vacunas, o recortando gastos e inversión, en temas tan necesarios como sensibles para la investigación como sucede en la Agencia Nacional de Investigación e Innovación”.
Así las cosas, el PCU recalca que Uruguay está en recesión, su economía cayó y “hay cien mil pobres más, aproximadamente la mitad de ellos son niñas y niños”, así como “alrededor de ochenta mil personas en el seguro de paro; decenas de miles comen en el Instituto Nacional de Alimentación y en las ollas populares”.
Mientras que “miles corren peligro de quedarse en la calle porque no pueden pagar el alquiler”, al tiempo que “se perdieron sesenta mil puestos de trabajo y cerraron diez mil empresas”.
Y destaca que “esto es fruto del impacto de la pandemia y de la restauración conservadora, que incluye un ajuste neoliberal, en medio de ella y la especulación financiera por otro”.