Paro contra el hambre

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Fue llevado a cabo ayer convocado por la PIT-CNT “en defensa de los que están pasando mal, el trabajo y el ingreso”. El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, advirtió que “esta inequidad es inaguantable”.

Para el PIT-CNT, el paro general que se llevó a cabo ayer en Uruguay fue muy exitoso. La medida de fuerza se realizó “en defensa de los que están pasando mal, el trabajo y el ingreso”, así como para volver a rechazar la ley de urgente consideración (LUC).
Vale recordar que el PIT-CNT protagoniza una campaña de recolección de firmas para llevar a plebiscito 135 artículos la LUC votada a instancias del oficialismo, que habilita, entre otras cosas, la privatización de empresas públicas y ataca el derecho de huelga, al tiempo que le brinda a las fuerzas policial es herramientas legales que amparan la represión y la criminalización de la protesta.
Así las cosas, como corolario de las caravanas que tuvieron lugar a cabo en el contexto del paro, la POT-CNT envió una carta con sus propuestas, dirigida al presidente Luis Lacalle Pou, al tiempo que adelantó que continuarán con las movilizaciones.
En este contexto, el secretario general de la central sindical, Marcelo Abdala, recalcó que la medida “está absolutamente justificada”, después de que el gobierno rechazara la iniciativa de generar un “diálogo nacional en defensa de la vida”.
El PIT-CNT advierte que, en Uruguay, hay más de cien mil personas que fueron empujadas a la pobreza durante los últimos meses, período en el que alrededor de ochenta mil personas perdieron sus trabajos.
Al respecto el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, sostuvo que “cuando decimos que movilizamos contra la pobreza, decimos que hoy se alimentan cien mil uruguayos en ollas populares” y añadió que “la gente la está pasando mal, porque en Uruguay hay una cantidad de decenas de miles compatriotas que cayeron por debajo la línea de pobreza, y eso se llama no cubrir las necesidades básicas”.
Tras lo que señaló que “hablamos de desigualdad porque esto le pasa a doscientos mil compatriotas, mientras que unos pocos depositaron en el exterior y en Uruguay varios miles de millones de dólares”, por eso “esta inequidad es inaguantable”.