Detención de dirigentes del Farabundo Martí

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de Argentina repudió la “detención arbitraria e ilegal” que caracterizó como “una nueva práctica del lawfare en nuestra región”.

El Partido Comunista de Argentina hizo público su repudio “ante la detención arbitraria e ilegal” de un grupo de dirigentes del Frente Farabundo Martí de El Salvador, hecho que caracterizó como “una nueva práctica del lawfare en nuestra región” por lo que exigió “la inmediata libertad de Violeta Menjívar, Erlinda Handal, Hugo Flores, Calixto Mejía y demás ex funcionarios públicos apresados con el claro propósito de acallar voces opositoras a la gestión neoliberal de Najib Bukele”.
Las detenciones perpetradas por la Policía Nacional Civil, fueron denunciadas el jueves pasado por el propio Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, que advirtió sobre la “arbitrariedad de estas detenciones” que no respetan el principio de inocencia ni el debido proceso.
En este sentido, el PCA recalcó que “se repite de este modo la estrategia creada en los EEUU para utilizar los tribunales como punta de lanza contra dirigentes que no siguen los dictados de Washington, como ocurriera en el caso de Lula en Brasil, de Rafael Correa y Jorge Glas en Ecuador o de Cristina Fernández de Kirchner Amado Boudou y Milagro Sala en Argentina, entre muchas otras figuras políticas de nuestra región de amplio prestigio popular, en el marco de los denominados ‘golpes blandos’, que no son tan suaves ni tan blandos dado que vienen acompañados de fuertes represiones que causan sangre, muerte y dolor”.
Tras lo que sostuvo que “estas y otras estratagemas de las derechas en contra de las fuerzas políticas populares, son las que produjeron, con sus características particulares, los golpes de Estado contra Manuel Zelaya, Fernando Lugo, Dilma Rousseff y Evo Morales, abriendo paso a políticas de entrega y exclusión social que hoy sufren muchos de nuestros pueblos”.
Y destacó que “todo ello ante el silencio cómplice de elementos como Luis Almagro o Michelle Bachelet que usan un falaz discurso de los derechos humanos contra políticos y gobiernos independientes del mandato de los EEUU”.
Por lo que “nos sumamos a las voces del mundo que están reclamando la libertad inmediata de los presos políticos de El Salvador y el fin de las persecuciones a importantes dirigentes del FMLN como Salvador Sánchez Ceren y Sigfrido Reyes, entre otros”.