De cara a las Presidenciales

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El secretario general del Partido Comunista de Chile (PCCh), Lautaro Carmona, recalcó que “lo más importante es cuál es el programa y que tenga contenidos transformadores”.

“Lo más importante es cuál es el programa y que tenga contenidos transformadores”, recalcó el secretario general del Partido Comunista de Chile (PCCh), Lautaro Carmona, de cara al inicio del trabajo que comienza el comando de la campaña presidencial del candidato de Apruebo Dignidad Gabriel Boric y añadió que “ahora hay que debatir cómo se hace síntesis en los temas programáticos”.
Al respecto, hizo hincapié en que “desde mi mirada, la expectativa ciudadana hoy está puesta en un programa de transformaciones profundas que de verdad supere el sistema neoliberal e instale una democratización plena en nuestro país”.
Tras lo que destacó que de cara a las presidenciales del24 de noviembre “más allá del liderazgo que le corresponda asumir en este caso a Gabriel Boric, lo más importante es cuál es el programa” que, destacó, debe tener “contenidos transformadores”, ya que “hay una necesidad de urgencia de justicia social, de sanar heridas, de un proyecto que no solo sea participativo sino que la opinión de la gente sea incumbente”.
Asimismo, resaltó que el “espacio de trabajo” común siempre estuvo presente en Apruebo Dignidad, por lo que “ahora hay que debatir cómo se hace síntesis en los temas programáticos” y aclaró que para ello “hay un estímulo muy grande porque hay un alto grado de coincidencia entre el programa de Daniel Jadue y de Gabriel Boric”, ya que “más allá de matices o de ritmos, en cuanto a desafíos de cambios hay altísima coincidencia”.
Y resaltó que “valoramos altamente el liderazgo alcanzado por Daniel Jadue como uno de los referentes de Apruebo Dignidad, con una votación que superó con creces la influencia electoral del Partido Comunista, y que tuvo entre sus aciertos un equipo programático, una construcción de autoconvocatoria sobre mil comités pro Jadue en todo Chile, una instalación de una mística, de movilización por los cambios, que forman parte ya del patrimonio y del acerco que tiene este movimiento Apruebo Dignidad vinculado a las luchas antineoliberales”.