Paraguay movilizada

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ayer Asunción fue escenario de una multitudinaria jornada de movilización convocada por trabajadores de la educación, indígenas, campesinos y camioneros.

“Con los de arriba nada, con los de abajo todo” recalca el Partido Comunista de Paraguay (PCP) tras participar en la contundente movilización que convergió ayer en Asunción, convocada por trabajadores de la educación, Indígenas, campesinos y camioneros.

Las demandas de los sectores convocantes son diversas, pero todas coinciden con un serio cuestionamiento a las políticas que impone el gobierno que encabeza Mario Abdo Benítez.
“Los datos estadísticos demuestran que en nuestro país las ganancias de los ricos cada vez son más grandes y las ganancias de los pobres cada vez peores”, recalcó en este contexto el PCP y advirtió que “la terrible e injusta brecha se agranda”.
Y, en este sentido, alerta que la constante suba de los precios de los alimentos, hace que la mayoría de los paraguayos no pueda consumir alimentos sanos y nutritivos, “mientras una minoría de familias sigue despilfarrando el dinero aprovechando sus privilegios con la evasión de impuestos, los diferentes tráficos ilegales y todo tipo de trampas y corrupción para robar el dinero que pertenece a todas las familias paraguayas”.
Vale citar que los camioneros se movilizaron para exigir un a ley que obligue a los terratenientes sojeros a pagarle precios justos por el servicio que prestan, al tiempo que los docentes piden salarios que los pongan por encima de la línea de la pobreza, mientras que los campesinos reclaman que el gobierno cumpla con acuerdos que hizo con el sector y los pueblos indígenas marchan para defenderse frente al despojo de sus territorios ancestrales por parte, fundamentalmente, de los sojeros.
“Todos estos reclamos son justos”, recalca el PCP y añade que “esta situación agudiza la crisis que se viene arrastrando y las propuestas que plantean las patronales y su organización productiva sigue estimulando las escandalosas desigualdades” por lo que, la clase capitalista, “carece de salida para esta crisis”.
Por eso hace hincapié en que “resulta urgente fortalecer la unidad por abajo, exigirnos cumplimiento de acuerdos y elección de liderazgos honestos, solidarios y combativos, desde las organizaciones sociales como los sindicatos, movimientos campesinos, indígenas, territoriales, estudiantiles”.