Barajar y dar de nuevo

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En Chile el Rechazo a la propuesta de Nueva Constitución se impuso por casi el 62 por ciento de los votos. “Esta lucha sigue adelante” resaltó el presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier.

“El Gobierno tiene que seguir trabajando, gobernando, quedan tres años y medio, tendrá que hacer más esfuerzos para cumplir el programa, que es el mandato que tiene, ese mandato no cambió”, recalcó el presidente del Partido Comunista de Chile (PCCh), Guillermo Teillier, al referirse al día después del plebiscito celebrado en su país, en el que la opción que planteaba rechazar la propuesta de Nueva Constitución se impuso por casi el 62 por ciento de los votos.

Con este telón de fondo, apenas confirmado el resultado el presidente Gabriel Boric, convocó a la unidad de todos los sectores del país con el fin de inaugurar un nuevo itinerario constituyente que, según espera, debería tener en el Parlamento a un actor principal.

Por otra parte, el mandatario anticipó que van a haber cambios en su gabinete y, en este sentido, hizo hincapié en que Chile debe enfrentar desafíos que van a requerir “ajustes en nuestros equipos”.

Ante estos anuncios desde el bloque que constituyó la derecha política para instar el voto al Rechazo, hubo señales claras que advierten la convocatoria de Boric no la va a tener fácil ya que, entre otras, se alzaron voces que dicen que el camino de reforma constitucional se agotó con el resultado del plebiscito.

“Si no van al encuentro convocado por el Presidente, quiere decir que todas promesas y propuestas que hicieron hasta ahora no eran verdad”, alertó Teillier y recordó que “dijeron que iban a iniciar un diálogo, que iban a estar abiertos a un proceso, pero ahora no sabemos exactamente la actitud de la derecha”.

De todos modos, el titular del PCCh destacó que “el proceso por una nueva Constitución que reemplace a la Constitución pinochetista, debe seguir”, pero asimismo que “debe ser un texto que no puede borrar todo lo que está escrito o gran parte de lo que está escrito en la nueva Constitución que se presentó, porque ahí hay cuestiones por las que se pronunciaron millones de personas, que hay que tenerles en cuenta y que son demandas transversales, independiente que hoy se haya votado Rechazo o Apruebo”.

Por lo que, resaltó, “esta lucha sigue adelante” y, tal como lo destaca la declaración conjunta que firmaron los partidos del Apruebo, “nos mantendremos unidos y vamos a ir unidos a todo lo que sea diálogo para ver cómo se construye una nueva Convención Constitucional y llegamos a redactar una nueva Constitución”.